La mejor técnica de búsqueda de empleo

Durante mi segundo semestre en la escuela de enfermería, nuestro profesor nos dio un examen sorpresa. Leí rápidamente todas las preguntas, hasta que llegué a la ultima:
-¿Cuál es el nombre de la mujer que limpia la escuela? 
Seguramente era algún tipo de broma. Yo había visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Ella era alta, cabello oscuro, como de cincuenta años, pero, ¿cómo iba yo a saber su nombre? Entregué mi examen dejando la última pregunta en blanco. Antes de que terminara la clase, alguien le preguntó al profesor si la última pregunta contaría para la nota del examen. “Absolutamente”, dijo el profesor. “En sus carreras ustedes conocerán muchas personas. Todas son importantes”.
(Relato extraído de 2 historias de networking)

  • Diego tiene 19 años y ha trabajado durante unos meses en una tienda de ropa de una zona céntrica de la ciudad. Quiere buscar empleo pero no sabe cómo empezar.
  • Marta tiene 2 hijos y acaba de divorciarse. Antes de casarse trabajaba como administrativa contable en una gestoría.
  • Julián trabaja como reponedor para un supermercado pero realmente querría trabajar como biólogo en temas de medio ambiente. María es ingeniera de informática y trabaja desde hace 3 años. Conoce a muchos clientes, proveedores y a otras empresas por lo que está pensando en montar su propio negocio. Y José Luis acaba de cumplir 46 años y está percibiendo una prestación por desempleo. Después de 18 años como platero le han despedido.

Algunos meses después, Diego, Marta, Julián, María y José Luis han tenido algo en común: han mejorado su vida profesional gracias a su red de contactos personales y profesionales.

Desde hace años se utiliza en sitios especializados la palabra “networking”, también en orientación profesional o coaching, para referirse a todas las actividades relacionales y sociales que influyen de una manera positiva en nuestra vida profesional incluyendo la búsqueda de empleo, y existen numerososrecursos de networking para profesionales y emprendedores.

Las siguientes 5 preguntas sobre networking intentarán aclarar cuál es la mejor técnica debúsqueda de empleo. Aunque los párrafos anteriores y la viñeta de Quino ya han dado algunos pistas.😉 Y al final del post también podrás encontrar 4 casos prácticos: la maestra librera, el electricista cinéfilo, el ferretero en prácticas, y la administrativa y el formador.

1. ¿CÓMO HAS ENCONTRADO TU ÚLTIMO EMPLEO o la mayoría de los trabajos que has tenido?

¿Y tus amigos? Si haces una pequeña encuesta a tu alrededor comprobarás que la mayor parte de la gente que conoces está trabajando gracias a esos contactos personales, directos o indirectos, que ofrecieron información o mostraron su apoyo de alguna forma.

Por ejemplo, muchos estudiantes que realizan prácticas en una empresa acaban siendo contratados gracias a que los empleadores los han podido conocer y valorar. La mayoría de los empresarios también prefieren emplear a personas conocidas o que vengan avaladas o apoyadas por otros trabajadores de la propia empresa. Las personas que consiguen su primer empleo tienen muchas más posibilidades de seguir trabajando que aquellos que no han entrado aún en el mercado de trabajo. Y esto no sólo se debe a la experiencia o a la cualificación sino a las relaciones que se adquieren en el mundo profesional. Entonces, ¿cómo vas a encontrar tu próximo empleo?🙂

2. ¿LAS EMPRESAS BUSCAN A SUS TRABAJADORES POR CONTACTOS?

Sí. De hecho este es el método mayoritariamente utilizado, más cuanto más pequeñas sean las empresas. Las ventajas son claras: localizar a posibles empleados mediante conocidos es un método rápido y sencillo, y al conocer de antemano a los candidatos (o a las personas que los recomiendan) los empresarios se sienten más confiados en que esas personas van a asumir mejor sus responsabilidades.

Por estas razones algunas empresas incluso están dispuestas a pagar a sus empleados para que ellos mismos busquen a otros trabajadores. Imagina que has montado tu propia empresa y tienes que buscar a trabajadores, ¿cómo lo harías? Tú también empezarías buscando entre las personas que conoces, ¿no es así?

3. ¿POR QUÉ UTILIZAMOS POCO Y MAL “LA MEJOR TÉCNICA DE BÚSQUEDA DE EMPLEO”?

La mejor forma de buscar empleo no es sembrar de CV y de datos los portales de ofertas en internet, aunque también sea una técnica más a aplicar, sino contar con el apoyo, la influencia o la información de las personas que conoces. ¿Por qué nos quejamos tanto (salvo cuando nos toca a nosotros) de que otras personas encuentren empleo, gracias en parte a relaciones sociales, y hacemos tan poco por fomentar las nuestras? ¿Dónde está el problema?

A pesar de que el 80% de los contratos que se firman en España están avalados por algún miembro de la empresa (El País, 240906), seguimos utilizando técnicas de búsqueda de empleo mucho menos eficaces que la gestión de nuestros contactos. Sería como si para coger un taxi, en lugar de dirigirte a la parada más cercana o llamar a Radiotaxi, enviaras una carta solicitándolo. ¿Acaso será que nos da “vergüenza” o consideramos “indignante” solicitar información a las personas que conocemos directamente, o a otras personas conocidas nuestros conocidos?

Si solicitar empleo o información a personas cercanas todavía parece tener una mala fama inexplicable, por el contrario está muy bien visto aceptar esa misma información o cualquier tipo de apoyos si nos los ofrecen motu propio o si esas ayudas las hemos encontrado “por casualidad”, sin el mal trago de tener que pedirlas. Dicho de otra forma,buscar “enchufes” parece poco digno, pero “encontrárselos” es de listos/as. ¿Y no será que esperar a que un amigo ofrezca algún tipo de información o ayuda es mucho más cómodo que ponerse uno mismo a buscarla y esforzarse por relacionarse mejor? Tal vez haya que dejarse de prejuicios y comodidades y empezar a gestionar los contactos de una forma más profesional y a priorizar su uso sobre otras técnicas de búsqueda de empleo más conocidas pero menos útiles, ¿no?

4. ¿CÓMO PUEDO EMPEZAR A RELACIONARME MEJOR PARA ENCONTRAR EMPLEO?

Imagen. Puedes mejorar mucho la impresión y opinión personal y profesional que los demás tienen de ti. Si la mayoría de los empleos se encuentran por contactos, “caer bien” personal y profesionalmente puede ser una ventaja importante, no sólo para tener más posibilidades laborales sino también para estar más satisfechos en nuestra vida cotidiana. ¿Sueles comportarte como lo hacen las personas que parecen más agradables y profesionales? Comprueba si te acercas a las 9 características de la gente que cae bien.

Información. Descubre cuántas personas conoces y organiza esa información. Cada uno de nosotros tiene una gran red de familiares, amigos y conocidos directos o indirectos que puede estar compuesta por cientos e, incluso, por miles de personas. Esta gran red está formada por familiares cercanos y familiares más lejanos o indirectos; por amigos/as, y por conocidos/as directos de nuestros amigos y de nuestras parejas; los vecinos próximos y otros conocidos del barrio también se incluyen en una red personal; así mismo, debes tener en cuenta a los conocidos, compañeros y profesores que haces en diversas actividad de ocio, deportivas o educativas, por ejemplo; y por supuesto a los compañeros del trabajo actuales y anteriores, incluidos los jefes, clientes, proveedores, y cualesquiera otros profesionales de las empresas por las que has pasado. Muchas personas como tú se sorprenden cuando elaboran por escrito la enorme lista de contactos potenciales con los que cuentan. ¿Cuándo vas a hacer la tuya?

“Estar en el mundo”. Muéstrate disponible y localizable. Debemos facilitar a los demás que puedan contactar con nosotros y que nos localicen fácilmente, que nos tengan en mente. Para aumentar tu “visibilidad” puedes elaborar o disponer de tu propia página web personal o de un blog. Estos recursos te permiten mostrar tu perfil profesional permanentemente de forma directa, por ejemplo, publicando tu currículum (ver artículos relacionados), o de forma indirecta, mediante la publicación periódica de artículos o reflexiones relacionadas con tu cualificación y tus intereses laborales. Por supuesto, el uso ágil y actualizado de una dirección de correo electrónico y del teléfono móvil y de su mensajería, también son herramientas que te facilitan “estar” en el mundo”.

Conoce gente. Amplia tu red personal gradualmente. En muchas situaciones cotidianas nos vemos rodeados de desconocidos/as: viajes, excursiones, actividades de ocio en grupo, reuniones de asociaciones profesionales, ferias y congresos profesionales, reuniones de vecinos o de la comunidad, reuniones con otros padres, reuniones sociales como cumpleaños, bodas, etc. Desenvolvernos con normalidad en estas situaciones nos permitirá pasarlo mejor, estar más cómodos y ampliar nuestra red de conocidos. Conocer y relacionarnos con las personas que se encuentran en la misma situación que nosotros no es una competición sino un estilo positivo de relacionarnos.

Debemos salir de casa y participar o asistir a más actividades sociales. Cuando nos encontramos en esas situaciones, al mirar a las personas que tenemos a nuestro alrededor, debemos pensar que todas ellas tienen algo que decir y todas pueden ser interesantes en alguna faceta. Sólo tenemos que sonreír, decir algo agradable sobre la situación y/o sobre la persona, presentarnos y charlar sobre cualquier tema. Intentemos poner en práctica nuestras habilidades sociales siempre que podamos y nuestra vida personal y profesional mejorará mucho.

5. ¿QUÉ TÉCNICAS DE NETWORKING PUEDO APLICAR?

En resumen, podríamos decir de una forma sencilla que todas las técnicas de gestión de contactos personales tienen que ver con “contactar para solicitar información y apoyo de carácter profesional”. Algunas situaciones en las que nos relacionamos con nuestros conocidos nos resultan naturales porque suelen producirse en contextos cotidianos, por ejemplo, cuando nos encontramos a alguien paseando y en el hilo de la conversación le comentamos indirectamente que estamos buscando empleo. Pero en la gran mayoría de los casos, esas situaciones tendremos que buscarlas o prepararlas, en muchas ocasiones deberemos planificar y organizar la forma y el momento en que podamos contactar con las personas que nos interesan. Y para eso están las técnicas de búsqueda de empleo por contactos.

Técnica 1. El contacto mediante el teléfono.
Más que una técnica, el teléfono es el medio a través del cual podemos aplicar técnicas de búsqueda de empleo con nuestra red social. Pero dada la importancia que tiene, por la frecuencia con la que lo utilizamos, y por los buenos (o malos) resultados que puede generar su uso, para resaltar este valor que tiene para el networking en la búsqueda de empleo vamos a considerarlo como una técnica en sí misma.

Técnica 2. Hablar con compañeros de trabajo.
Las personas que actualmente estemos trabajando también tenemos muchos motivos para mantener unas buenas relaciones personales y para utilizar adecuadamente nuestros contactos en la empresa, tanto en el presente (mantener nuestro empleo o buscar otro mejor), como en el futuro, ya que en el caso de que perdamos el empleo nuestros compañeros serán posibles contactos.

Técnica 3. Hablar con compañeros de “otros tipos de trabajos”.
También estamos “trabajando” cuando estamos haciendo prácticas, cuando colaboramos sin estar contratados, cuando desarrollamos actividades de voluntariado o cuanto somos alumnos de actividades formativas. De alguna manera, en estas situaciones estamos trabajando porque tenemos jefes, compañeros y responsabilidades, recibamos o no un salario, y todos esos compañeros son posibles contactos, qué duda cabe.

Técnica 4. Contactar en situaciones de grupo y en situaciones de ocio.
Son las situaciones más cotidianas y frecuentes, en las que nos podemos encontrar con todo tipo de conocidos, amigos, familiares, etc. Como se trata de situaciones normales que se pueden dar en el cine, en el bar, en el centro comercial, en la discoteca, en un paseo, etc., permiten hablar de cualquier cosa con naturalidad y se pueden obtener unos resultados inesperados. Son contextos infrautilizados en lo que a gestión de contactos se refiere.

Técnica 5. Contactar en el lugar de trabajo de nuestros conocidos.
Visitarlos o hablar con ellos en sus propias empresas puede tener muchas ventajas para nuestra búsqueda de empleo, pero hay que preparar bien la visita, comportarnos con naturalidad y discreción.

Técnica 6. Contactar en situaciones “típicas” de búsqueda de empleo.
Son situaciones importantes porque nos las vamos a encontrar en muchas ocasiones: en empresas de trabajo temporal; en centros de información, formación y orientación profesional; en las oficinas de empleo o servicios públicos de colocación y, en general, en dependencias de la administración pública o de los agentes sociales relacionadas con educación, formación, oposiciones, bolsas de trabajo, etc. En estos centros u organismos existen muchos trabajadores con los que las personas que buscamos empleo tenemos que relacionarnos bien. Y tampoco debemos olvidar que las otras personas que buscan empleo también pueden ser nuestros contactos puesto que también pueden tener información de utilidad.

4 CASOS PRÁCTICOS DE NETWORKING: ¿CUÁL ES EL TUYO?

¿Todavía no estás convencido de que la mejor forma de buscar empleo es utilizar y ampliar tu red de contactos personales? Te dejamos con 4 casos concretos de personas como tú que mejoraron su situación profesional por la información o el apoyo de personas cercanas. ¿Con cuál de estos ejemplos te identificas más? Deja un comentario y nos lo cuentas¡

CASO DE NETWORKING 1: LA MAESTRA LIBRERA.
“Si me lo hubieras dicho antes…”

María Jesús terminó Magisterio hace ya 5 años. Desde entonces ha estado impartiendo clases particulares para alumnos de su pueblo. Se ha presentado a oposiciones un par de veces pero no ha tenido éxito. No está muy contenta con su trayectoria profesional y con el hecho de haber estado contratada durante sólo 6 meses en estos años. No se consideraba antipática ni mucho menos, pero la verdad es que quería conocer a más gente o mantener contactos con más personas. Hace un año un orientador laboral la citó para hablar de alternativas posibles en su vida profesional. María Jesús y el asesor también hablaron sobre la importancia personal y profesional de saber relacionarse y de mantener contactos con las personas que se conocen, y de conocer a más gente. Hablaron de cómo utilizar adecuadamente la agenda, de cómo ser más sociable, de cómo buscar empleo informando a conocidos, familiares y amigos, etc. Actualmente lleva un mes trabajando como comercial en una editorial de libros educativos. Resultó que un conocido de su tío, conocía a su vez a alguien que trabajaba en esa editorial y en la que necesitaban un vendedor con perfil educativo. Este tío, al que María Jesús había informado sobre su interés por trabajar y se lo había recordado con amabilidad muchas veces, le comentó: “Si me lo hubieras dicho antes, me hubiera movido antes, sobrina”.

¿María José este empleo sólo gracias a “la suerte” o al hecho de haber decidido llevar una agenda y empezar a contactar con sus conocidos de forma frecuente? Muchas personas que buscan trabajo afirman que no conocen a nadie que les pueda ayudar pero ni siquiera saben con seguridad a cuántas personas conocen, ni por supuesto a cuántas personas conocen sus conocidos¡

CASO DE NETWORKING 2: EL “FERRETERO” EN PRÁCTICAS.
“Te vienes a trabajar conmigo a la tienda.”

Francisco terminó los estudios de Relaciones Laborales en la Universidad de Sevilla. Sin embargo en los meses siguientes no se esforzaba mucho por encontrar trabajo. Manejaba con cierta soltura la contabilidad y tenía cierta facilidad con el Word y el Excel. El padre de Francisco tenía una ferretería muy conocida en Tomares y como era un manitas del bricolaje los clientes lo apreciaban por el buen asesoramiento que ofrecía. El negocio iba bien y tenía contratado a una persona que le llevaba la gestión desde hacía un par de años. Al ver que su hijo no buscaba empleo le dijo que empezara a trabajar en la tienda con él. Habló con el otro empleado y le dijo que por el momento no iba a contar con él. Entonces Francisco empezó a llevar las cuentas y la gestión de la ferretería y la cosa iba bastante bien. Después de un año y medio, Francisco, con la experiencia adquirida en la tienda y ya con más confianza, consiguió un empleo en un bufete de temas laborales que le gustaba más. El anterior empleado volvió a recuperar su puesto.

Francisco ha conseguido un empleo gracias a un contacto: su padre. Pero él sabía hacer bien el trabajo, era un buen profesional y un buen empleado. ¿Crees que se puede considerar un “enchufe”, en el sentido negativo de esta palabra, contratar o recomendar a un familiar o conocido cuando éste está cualificado para el trabajo de que se trate?

CASO DE NETWORKING 3: EL ELECTRICISTA CINÉFILO.
“Creo que debo tener su número en el móvil.”

Juan es técnico en electrónica y acaba de montar hace dos años un taller de autoradio en su barrio de siempre. Las cosas han empezado a ir un poco mejor desde hace unos meses y ahora necesita contratar a otro técnico que le ayude a instalar los equipos mientras él también se dedica a buscar nuevos clientes. Pero no sabe cómo encontrar un técnico que sea trabajador y un buen profesional. Estaba pensando en pedir un trabajador al Servicio Público de Empleo, o tal vez llamar a una empresa de trabajo temporal y probar a alguien unas semanas, cuando recordó a Gerardo, uno de sus compañeros de estudios en el instituto de FP y al que hace unos meses saludó en el multicine. Creía recordar que le dijo que estuvo trabajando como electricista pero en ese momento estaba buscando empleo: “Creo que debo tener su número en la agenda del móvil, a menos que lo haya cambiado.”

¿Por qué Juan ha pensado en contratar a uno de sus compañeros y no ha ido, por ejemplo, a una oficina pública de empleo a buscar al trabajador? Seguramente porque para las empresas buscar trabajadores entre sus conocidos y contactos les resulta el método más fácil, rápido y eficaz. Seguro que tú conoces a algunos empresarios o personas que contratan algún trabajador de vez en cuando. ¿Crees que estos empleadores conocidos te considerarían un buen trabajador y se acordarían de ti “si tuviesen tu número”? ¿Qué podrías hacer para parecerles un buen candidato y para “invitarles” a tenerte en cuenta cuando haya algún nuevo puesto de trabajo en sus empresas?

CASO DE NETWORKING 4: LA ADMINISTRATIVA Y EL FORMADOR.
“Vaya, qué bien que se acuerde de mí”.

Verónica ha terminado los estudios de administrativo hace dos años y ha realizado dos cursos gratuitos de Formación Profesional Ocupacional (FPO) en los que ha perfeccionado la contabilidad y la gestión laboral y ha aprendido diferentes aplicaciones informáticas. Los profesores apreciaban mucho su dedicación y su trabajo en el curso. Era una alumna muy aplicada e inteligente, y se llevaba muy bien con sus compañeros y con los monitores. Está buscando empleo desde hace 4 meses. Ya ha enviado más de 200 currículos a diferentes empresas locales pero sólo ha conseguido llegar a un par de entrevistas y no la han seleccionado. Sabe que su ciudad está “plagada” de administrativos y que hay mucha competencia. Lo va a tener difícil. Hoy ha vuelto a casa un poco desanimada y como todos los días se ha puesto a revisar sus correos electrónicos. Uno de los monitores de los cursos que hizo le ha enviado un e-mail. Le escribe que le han informado que necesitan una persona que lleve la contabilidad y que maneje ofimática en la academia donde trabaja. Que se pase a dejar el curriculum, si quiere. “Vaya, que bien que se acuerda de mí”, pensó sonriendo mientras se disponía a adaptar su curriculum para dejarlo en la academia.

¿Por qué crees que este anterior profesor de Verónica se ha tomado la molestia de informarle sobre ese empleo en la academia? ¿Tal vez porque espera que Verónica le dé una parte de su sueldo como agradecimiento, o porque como la conoce y sabe que es una buena profesional él quedará muy bien recomendándola? ¿Crees que tus anteriores profesores tienen un buena opinión profesional de ti?

Extraído íntegramente de Yoriento.com

Publicado el febrero 17, 2012 en Orientación laboral y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: