La seguridad en los móviles, algo en lo que no pensamos.

Todos los días escucho sobre robos de móviles, portátiles, y todo tipo de artilugios tecnológicos, y el 99% de las veces sucede por despreocupación de los dueños y despistes varios.

Es cierto que es una faena que nos roben el móvil, o que lo extraviemos, pero tenemos que saber que disponemos de algunas aplicaciones y acciones que podemos realizar para, cuando menos, complicarle la vida a quien nos lo robe. Veámoslas:

1. Si te roban el móvil o lo pierdes, lo primero que tienes que hacer es llamar a tu número, y si después de 2 o 3 llamadas no contesta nadie o te cortan la llamada, es lógico suponer que quien lo tiene, no lo quiere devolver, así que pasamos al punto 2.

Recuerda que si tienes un iPhone, o un Android, dispones de herramientas de localización del terminal… antes de dar la voz de alarma, utilízalas para intentar localizarlo.

2. Ahora toca llamar a la compañía de tu tarjeta (Movistar, Vodafone, Orange, etc…) y decirles que te han robado el teléfono, de ese modo, si tienes contrato o tarjeta, el ladrón no podrá hacer uso de tu contrato o saldo disponible. Ten a mano tu DNI, número de móvil, etc.

De este modo el ladrón no podrá utilizar tu tarjeta ni acceder a sus datos (ni contactos ni sms almacenados), pero sí puede hacer uso del teléfono.

Hay más, mucho más… clic.

3. En la misma llamada del punto anterior, puedes solicitarle a la compañía que “bloquee tu terminal”. Vas a necesitar el número de IMEI del terminal, que puedes ver en la caja del mismo o factura de compra (si no lo tienes, no podrás bloquearlo – salvo que el terminal te lo haya dado la propia compañía, por lo que ellos, obligatoriamente tienen que disponer del número). Si el bloqueo se efectúa el ladrón no podrá utilizar ni tu tarjeta (punto 2), ni tu teléfono, dado que el IMEI no se cambia aunque lo liberes (es un bloqueo a nivel de “marca”, no de “compañía”), y el desbloqueo no lo podrán realizar de forma alguna, por lo que el ladrón sólo podrá, como mucho, hacer uso de la batería del teléfono para ponérsela a otro. No se lo van a comprar ni en el rastro.

En este momento ya has impedido que el ladrón use tu tarjeta, y del mismo modo has impedido que el terminal “sirva para la venta”… pero nos queda un punto ciego… nuestros datos, fotos, emails… y todo aquello que almacenamos en la memoria interna.

En el 99% de los teléfonos que conozco, se puede configurar un bloqueo de teclado (ya sea táctil o por marcación) para introducir una contraseña y poder acceder al terminal. No me refiero al PIN (que aún hay gente que tiene desactivado), si no a una contraseña posterior como de “usuario”.

Es cierto que puede ser un coñazo tener que marcar una contraseña cada vez que encendemos la pantalla del teléfono, pero, personalmente veo más coñazo el que me lo roben y accedan a mis fotos, documentos, contactos, etc.

En un iPhone o Android hay configuraciones nativas sin necesidad de instalar otras aplicaciones, aunque también existen, como la de McAfee para dispositivos Android. Fácilmente configurable y con diferentes opciones útiles para el tratamiento de nuestros datos.

En el iPhone tenemos la opción nativa en la que podemos configurar poco, pero útil. Podemos definir un código simple (pin de 4 números) o uno complejo (números y letras); podemos indicar que nos lo solicite cada X minutos de “no uso del teléfono”, por si estamos a ratos con él, no tener que ponerlo todas las veces. En mi caso, por ejemplo, tengo configurado que me solicite el código cada 5 minutos de no utilización.

Aunque la mejor opción es la última, que borra todos los datos del teléfono si han intentado desbloquearlo 10 veces sin éxito. De este modo, si te lo roban, no tendrán ni tarjeta, ni teléfono, ni datos que espiar…

Otras aplicaciones, curiosas, para Android, puede ser GotYa!, que saca fotos desde la cámara frontal y las envía a una cuenta de correo predeterminada (durante la instalación) si se ha introducido mal el código de desbloqueo. (Noticia relacionada).

Los usuarios de Blackberry disponen de una herramienta nativa bastante potente, sin necesidad de instalar nada en el teléfono, sólo en el ordenador de tu casa. Aquí tenéis más información de este detalle.

Veamos una lista de 12 recomendaciones que nos da Ontinet.com vía Techweek.

‘Top 12’ de Recomendaciones de Seguridad para móviles con el objetivo de evitar cualquier amenaza o problemática derivada del extravío o el robo del móvil.

  1. Proteger el acceso a nuestro smartphone.- Como prevención en caso de que nuestro smartphone pueda caer en manos indeseables, la primera recomendación es no solo permitir el acceso a los servicios mediante la activación de la tarjeta SIM por PIN, sino el establecimiento de otra contraseña de seguridad para el desbloqueo del terminal, si éste lo admite
  2. Activar las conexiones Bluetooth, Infrarrojos y Wi-Fi sólo cuando se vayan a utilizar.-La mayoría de los españoles las llevamos permanentemente activadas, y no solo consumen más rápidamente la batería, sino que pueden ser puertas abiertas para posibles atacantes. Activarlas solamente cuando vayamos a usarlas y blindar el acceso con contraseña son dos buenas prácticas que nos ahorrarán disgustos
  3. Cuidado con las tarjetas de memoria.- No sería la primera vez que las tarjetas de memoria que utilizamos en nuestros dispositivos móviles están infectadas. Un buen escaneo con el antivirus del ordenador, o desde la aplicación de seguridad que podamos tener instalada en nuestro smartphone, nos ayudará a prevenir sucesivas infecciones
  4. Atención a las aplicaciones.- Investigar nuevas aplicaciones es una afición que nos entretiene a todos, especialmente en período vacacional, que es cuando tenemos más tiempo. Sin embargo, las que descargamos desde sitios no oficiales (en su mayoría gratuitas) y no certificadas por los fabricantes pueden contener malware u otro tipo de amenaza; e incluso pueden derivar en un mal funcionamiento generalizado del terminal. Busquemos, por lo tanto, aplicaciones desde sitios de confianza u oficiales y que estén siempre certificadas por el fabricante
  5. Mensajes SMS o MMS no solicitados.- No es una práctica tremendamente extendida, pero de vez en cuando recibimos mensajes de texto o bien multimedia de fuentes que desconocemos que nos invitan a descargar algo, o a visitar una URL, por ejemplo. En ningún caso es recomendable seguir estos enlaces si vienen de una fuente desconocida o aluden a un servicio no solicitado. Un buen software antivirus instalado en el Smartphone también nos ayudará a detectar este tipo de amenazas
  6. Servicios web con contraseña.- Si accedemos desde nuestro smartphone a servicios web que requieren contraseña, recordemos siempre cerrar dichos servicios antes de abandonar la sesión del navegador. De esta manera, si alguien intenta acceder a nuestro historial de navegación, podrá ver qué servicios hemos visitado, pero no acceder con nuestro usuario y contraseña
  7. Aplicaciones de redes sociales.- Las aplicaciones de acceso a redes sociales merecen una mención especial. Los usuarios de Facebook, Twitter, Tuenti, FourSquare o redes similares suelen tener aplicaciones de acceso a dichas redes instaladas en sus terminales, por la comodidad que ofrece el compartir información a lo largo del día sin necesitar un PC. Esas aplicaciones suelen memorizar las claves de acceso: si roban o se pierde el terminal, un usuario malintencionado podría tener acceso a nuestros perfiles y estaría en posición de suplantarnos la identidad. Es recomendable configurar las aplicaciones para que nos soliciten la contraseña cada vez que queramos utilizarlas, aunque nos parezca tedioso haerlo
  8. Conexiones a otros dispositivos.- El conectar el smartphone al PC o a la tablet también se ha convertido en rutina: actualizamos el software, descargamos aplicaciones, pasamos contenidos de unos dispositivos a otros (fotos, por ejemplo). Es tan importante como los siete puntos anteriores asegurarnos de que nuestros dispositivos están limpios de amenazas y malware. Así evitaremos que nuestro smartphone se vea afectado e infectado
  9. Actualizar el firmware y el software del sistema operativo y de las aplicaciones.- De manera frecuente, los fabricantes de los diferentes sistemas operativos que utilizan los móviles, así como los de las aplicaciones, ponen a nuestra disposición actualizaciones del software o del firmware. Es importante mantener el smartphone al día en cuanto a dichas actualizaciones se refiere, no solo para garantizar un correcto funcionamiento, sino para estar seguros de que tenemos instaladas las últimas actualizaciones de seguridad
  10. Hacer copias de seguridad.- Es un hábito altamente recomendable, ya que permite tener a salvo toda la información que almacena el smartphone: agenda, fotos, vídeos, documentos, etc. En el caso de que le suceda algo al teléfono, podremos restaurar los datos en otro de forma rápida y eficiente
  11. Instalar un buen software de seguridad.- Aunque nos pueda parecer que no existe peligro real en cuanto a amenazas informáticas para estos dispositivos, porque todavía no se ha popularizado, es importante tener instalado un buen software de protección. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de soluciones no solo nos protegerán contra el malware, SMS indeseados u otras trampas, sino que será sumamente útil en el caso de pérdida o robo si contiene funcionalidades de bloqueo remoto de la información, borrado de los datos, etc. Es el caso de ESET Mobile Security para Symbian, Windows Mobile y, muy próximamente, para plataformas Android
  12. Guarde en sitio seguro el identificador de su teléfono.- La mayoría de los smartphones tienen un número IMEI (Identidad Internacional de Equipo Móvil) que identifica, de forma única, al teléfono. Este número es el que permite a las operadoras de cualquier país desactivar el teléfono en caso de robo. Conocerlo nos será sumamente útil para evitar males mayores. Para averiguarlo, sólo tiene que marcar *#06# y el teléfono devolverá el código IMEI.

En el caso de que perdamos nuestro Smartphone o nos lo roben, lo más inmediato es comunicarnos con nuestro operador para proceder a su bloqueo y denunciar el hecho. O si tenemos un software de seguridad instalado, proceder al bloqueo del terminal y a su localización, e informar también a las autoridades.

En resumen, y para cerrar el artículo, toda prevención es poca, si tenemos aprecio alguno por nuestras pertenencias. No nos cuesta nada marcar 4 numeritos después de encender la pantalla… es una simple acción que, si nos roban el móvil, nos dará margen de maniobra para hacer las llamadas necesarias a la compañía para que bloqueen tarjeta y terminal, y conseguir así que lo que nos hayan robado, sólo pueda ser utilizado como pisapapeles.

Publicado el febrero 24, 2012 en Informática y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: